Boletín

Síguenos en Facebook...
Cuando hablamos de una computadora nos imaginamos una máquina creada con el propósito de realizar funciones repetitivas en una forma muy rápida y precisa. Esta máquina no se cansa y no comete errores. Basándonos en este concepto es fácil reconocer las características que hacen poderosa a una computadora y la primera es que puede llevar a cabo miles de millones de acciones por segundo refiriéndonos con esto a la velocidad.

En segundo lugar debemos considerar la confiabilidad y es que además de ser exactas, las computadoras reflejan una gran precisión. Aunque a veces llegan a ocurrir errores casi siempre son errores humanos.

Y por último, debemos citar su capacidad de almacenamiento debido a que una computadora puede guardar grandes cantidades de información. En otras palabras, las computadoras son rápidas, exactas y capaces de almacenar grandes cantidades de información.